Unidad obtiene progreso en comparación al mismo período de 2015

Localfrio Suape ha registrado, en el primer bimestre de 2016, un crecimiento del 20% en la facturación en relación al mismo período del año pasado. La unidad, ubicada en el litoral de Pernambuco, está compuesta por dos terminales, uno con aduana y un almacén de carga general, y una transportadora.

Ante el escenario adverso, de retracción – el PIB nacional se estima en más de un 3% de caída – las operaciones puntuales (spots) con clientes activos y nuevas cuentas fueron las principales responsables por el aumento registrado. Lo más destacado es la unidad de Transportes, que con los fletes adicionales duplicó su facturación en el período. Esto es el resultado de las inversiones en la nueva flota, mejoras en los sistemas operativos, así como el comprometimiento del departamento comercial en la búsqueda de mercados potenciales, como el de operaciones de cargas indivisibles.

El superintendente de Localfrio Suape, Ricardo Oshiro, exalta las mejoras en infraestructura realizadas por Localfrio. “El crecimiento y la madurez de nuestro capital humano, proporcionan una mayor integración entre las áreas, además de los procesos de mejoras implantados por la gestión operativa, continuamente, contribuyen para que el cliente confíe cada vez más en nuestro trabajo”, comenta.

Para Oshiro, el desarrollo de la Región Noreste también ha contribuido a la buena facturación en este primer bimestre. “El crecimiento de la industria eólica y el aumento del cabotaje en la región han contribuido en el cierre de nuevos negocios”, explica.

Otro punto importante es la situación cambiaria, desfavorable para las importaciones, pero que ha favorecido mucho la exportación de productos brasileños. “Hemos cerrado grandes operaciones dirigidas al mercado externo. La manipulación y almacenamiento de 51 palas eólicas, destinadas a los Estados Unidos, es un ejemplo de este tipo de trabajo”, comenta Oshiro.